Páginas vistas en total

sábado, 12 de noviembre de 2011

¡BENDICIONES, CUANTAS TIENES YA!

"Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres" Salmos 107:21
Jeremy Taylor fue un líder cristiano del siglo XVII, él sufrió una severa persecución por causa de su fe. Pero, aunque su casa fue saqueada, su familia fue dejada en la miseria y sus propiedades fueron confiscadas, él siguió contando las bendiciones que no podía perder.
Escribió: “No me han quitado mi alegre semblante, mi espíritu gozoso, ni mi buena conciencia; todavía me han dejado con la providencia de Dios y todas sus promesas... mis esperanzas del cielo y mi caridad para con ellos también y todavía duermo y digiero, como y bebo, leo y medito. Y todo aquel que tiene tantas causas para el gozo, y gozo tan grande, jamás debe optar por sentarse sobre su puñadito de espinas”.
Aunque puede o no que nosotros seamos afligidos con las dolorosas dificultades que Jeremy Taylor tuvo que sobrellevar, todos enfrentamos pruebas y tribulaciones. ¿Estamos refunfuñando?,  ¿O nos negamos a dejar que nuestro “puñadito de espinas”, nuestros problemas, oscurezcan la abrumadora abundancia de nuestras bendiciones?
Cuando sintamos ganas de quejarnos, recordemos la fidelidad diaria de Dios y hagamos como el salmista que dijo: “Alabad a Jehová, invocad su nombre; Cantadle, cantadle salmos; hablad de todas sus maravillas. Acordaos de las maravillas que él ha hecho, de sus prodigios... (Salmos 105:1, 2, 5). Recuerda también las palabras del himno y si puedes cántalo, te hará muy bien:

“Cuando combatido por la adversidad, creas ya perdida tu felicidad;
mira lo que el Cielo para ti guardó, cuanta las riquezas que el Señor te dio.
¡Bendiciones, cuántas tienes ya! Bendiciones, Dios te manda más;
Bendiciones, te sorprenderás, cuando veas lo que Dios por ti hará.
¿Andas agobiado por algún pesar? Duro te parece amarga cruz llevar,
cuenta las promesas de Señor Jesús, y de las tinieblas nacerá la luz.
Cuando en otros veas la prosperidad y tus pies claudiquen tras de su maldad,
cuenta las riquezas que tendrás por fe, donde el oro es polvo que hollará tu pie.” 
Reflexión: Aprende en tu vida a contar tus bendiciones recordando que Dios te mandará más, y por favor no andes ventilando tus quejas.
Autor: Editores de nuestro Pan Diario, Ps. Luis Maturano, BBN.

!Cuan grande verdad, grandes son las maravillas que DIOS ha hecho en nuestras vidas!Incontables!innumerables!Cuantiosas son sus BENDICIONES!!Sobrepasan las miserias de nuestras debilidades.! Mario

No hay comentarios:

Publicar un comentario